Se jodió esto

Publicado por: maria.vargas el Mié, 07/04/2021 - 08:14
Share
Por: Robinson Castillo.
Se jodió esto

El significado del adjetivo jodido lo resume todo: Que es complicado o difícil de solucionar. Con este preámbulo describo varios de los problemas de la sociedad colombiana, que son muy serios. Y no son caprichos, sino líos agigantados.

Aunque en ocasiones parece hasta vedado quejarse, pues las réplicas implacables no se hacen esperar. La gente se irrita no solo por redes, a través del Whatsapp la cosa no va a mejor. Por más que lo pienso, es preferible reiterar lo malo, para que aparezca lo mejor. 

La tercera ola de la pandemia llegó. La situación de Santa Martha, Barranquilla, Medellín y lo que se viene para Bogotá, nos trasladan de nuevo a los inicios de la crisis. De nuevo los cierres, restricciones, cuarentenas y las quiebras. Los bancos siguen indolentes.

Lo aterrador, es que la gente no aprendió. Más de 2 mil fiestas clandestinas fueron descubiertas en Semana Santa. Aquí pecar y rezar, no funciona.

En la vacunación, no llegamos a los 3 millones de inyectados. Es un ritmo indeseable, las posibilidades de la inmunidad de rebaño, que se traduce en un porcentaje superior al 70 por ciento con el biológico en su brazo, no se ven factibles al finalizar este año. Colombia se encuentra entre los 11 países con más contagios en el mundo. Sí, en el mundo.

El 19 por ciento, es tendencia casi a diario. Me refiero al incremento de este impuesto en varios productos de la canasta familiar. Entendible la crisis económica abominable, pero siempre es urgente buscar alternativas que no martiricen a los mismos de siempre.

La inseguridad en Bogotá no es percepción. El uso de armas para atracos, sobre todo de bicicletas, va al alza. Pero en el resto del país el panorama es cruel, cada dos días asesinan a un líder social.

Para rematar, la Fiscalía se encuentra envuelta en el embrollo que se confundan sus decisiones con la política. Las conclusiones prematuras no ayudan, pero sí lo haría que esta institución establezca argumentos legales que convenzan a los que cuestionan. Es lo que se espera.

Y la polarización no da tregua. En ese campo de batalla política, aún las más agudas confrontaciones están por venir. Y a este escenario se suman recriminaciones en redes sociales por parte de dos de los periodistas con mayor influencia en nuestro país.

La vida real nos indica que el desempleo es perverso, incluso me atrevería contradecir las cifras del DANE. Hay millones de colombianos arrinconados por el impacto de sus finanzas hogareñas. Con estados de ánimo que se dan la mano con la desesperanza.

Este país no se puede resignar a que las cosas sigan así, sin cambios; sin esperanzas, desde la cuna hasta la tumba. Son momentos difíciles, pero también decisivos. 

La pregunta incómoda

¿La única esperanza para las listas de Cambio Radical al Congreso es el sí de Vargas Lleras?