Transformación digital y gestión de cambio, indivisibles

Publicado por: maria.vargas el Jue, 26/11/2020 - 09:01
Share
Por: Luis Betancur Correa.
Luis Betancur Correa

La actual crisis ha servido para ser conscientes de dos aspectos esenciales para el futuro del trabajo y de la economía. Por una parte, la capacidad de adaptación de las empresas a un entorno digital y por otra, es el nivel de la digitalización de muchas empresas colombianas es insuficiente y por eso se requiere que gobierno como empresas privadas, trabajen conjuntamente, especialmente, para que MiPymes, adopten la transformación digital, como estrategia de recuperación, competitividad, innovación, sostenibilidad y ágilidad para adaptarse a las nuevas formas de relacionamiento con clientes y con el mundo exterior, por esto el proceso de digitalización debe situar en el centro a las personas pasando previamente por una gestión de cambio.

Saber orientar a los trabajadores y motivarlos para aceptar la transformación digital es clave para lograr que el proceso se desarrolle de manera adecuada, por lo que hay que tener en cuenta, que este tipo de implementaciones tecnológicas y su sensibilización interna para ilusionar y convencer a los trabajadores acerca de sus beneficios, requiere de un período largo de tiempo, aunque debido a la pandemia, este proceso se acorto, por esto las empresas deben adaptarse a los nuevos requerimientos del mercado en poco tiempo y es aquí donde las mejores parcticas y casos de éxito pueden ser compartidas.

Las empresas de todos los tamaños y sectores estan acogiendo la transformación digital, impulsadas por las expectativas de cambio de los consumidores y por la necesidad de adaptar sus procesos a la nueva realidad del mercado y para ello, las empresas deben ser ágiles, flexibles, accesibles e interactivas, con una estrategia alineada con la visión y la experiencia del cliente, además los trabajadores se sienten satisfechos una vez implementada la transformación digital en su empresa al considerar que pueden dedicar más tiempo a labores creativas y de valor agregado, ya que algunas labores podrán ser sustituidas por las tecnologías emergentes optimizando así su trabajo.

Final del formularioLa cultura empresarial ha sido uno de los principales frenos en la digitalización, así lo refleja el estudio “The Digital Culture Challenge: Bridging the Employee-Leadership Disconnect”, de la consultora Capgemini, según el cual, el 62% de los líderes empresariales a nivel mundial creen que la cultura corporativa es el mayor obstáculo para el proceso de transformación digital, por encima de otros como la obsolecencia, la falta de habilidades tecnológicas o la falta de liderazgo.

Por eso un liderazgo participativo que potencie un ambiente colaborativo, dinamico e inclusivo que permita que la innovación se produzca de abajo hacia arriba y que las tecnológicas emergentes se adapten a los trabajadores y a sus necesidades, será fundamental para competir en un mercado cada vez más conectado y al mismo tiempo más exigente y hace ver al cambio como un elemento clave para alcanzar nuevos objetivos empresariales y una oportunidad para todos los trabajadores de crecer con la empresa, a nivel personal y profesional.

Los empresarios a nivel mundial creen que la robotica y la inteligencia artificial crearán más empleos de los que se destruiran y que trabajadores y robots trabajarán colaborativamente, haciendo que los trabajadores puedan realizar su trabajo mucho más eficiente siendo más creativos e innovadores con nuevos trabajos más interesantes.

Tanto empresas, trabajadores y proveedores deben gestionar cambios correctamente, por eso saber gestionar el cambio es imperativo para ser competitivo, rentable, reconocido y sostenible, ya que el cambio en muchas oportunidades es motivado por fuerzas internas y/o externas, es decir clientes que demandan nuevos productos y servicios, competidores que ofrecen novedosas soluciones, la actitud de trabajadores, la legislación existente así como la tecnología disruptiva.

La resistencia al cambio es algo intrínseco al ser humano y debe superarse de manera adecuada, por esto es importante identificar cuales elementos motivarán a las personas a aceptar los nuevos escenarios en el trabajo así como aprovechar para conocer los puntos en los que deben enfocarse los agentes de cambio cuando exista resistencia, con el fin de  tomar medidas rapidas evitando romper los compromisos adquiridos, por eso un buen liderazgo es la manera más eficaz de vencer la resistencia al proceso de transformación, proporcionando confianza  a los trabajadores para aceptar, usar y disfrutar de los beneficios que ofrece la tecnología emergente en sus labores diarias.

Por eso visualizar la transformación digital como una oportunidad permite combinar prácticas que den como resultado nuevas técnicas y habilidades, para generar experiencias innovadoras a clientes, mejorar la eficiencia operativa, obtener nuevas fuentes de ingresos, responder ágilmente ante los constantes cambios del mercado e impulsar una cultura de innovación y colaboración interna.

La gestión del cambio es un punto de inflexión en la estrategia de transformación empresarial, por eso generar entusiasmo al comunicar la iniciativa de cambio, incrementará el nivel de compromiso de todos los participantes y si los procesos se han integrado correctamente en la iniciativa de transformación digital, es mucho más probable que el proyecto alcance el éxito en menor tiempo al proyectado, teniendo encuenta que la transformación digital y la gestión de cambio deben trabajar en paralelo al ser inseparables y estar en constante evolución